Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 4.7.9

Texto

sandhīyamāne śirasi
dakṣo rudrābhivīkṣitaḥ
sadyaḥ supta ivottasthau
dadṛśe cāgrato mṛḍam

Palabra por palabra

sandhīyamāne—siendo hecho; śirasi—con la cabeza; dakṣaḥ—el rey Dakṣa; rudra-abhivīkṣitaḥ—habiendo sido visto por Rudra (el Señor Śiva); sadyaḥ—tan pronto como; supte—durmiendo; iva—como; uttasthau—despertó; dadṛśe—vio; ca—también; agrataḥ—frente; mṛḍam—al Señor Śiva.

Traducción

Tan pronto como se fijó la cabeza del animal en el cuerpo de Dakṣa, este recobró la conciencia; como si despertase de un sueño, el rey se encontró al Señor Śiva de pie ante él.

Significado

El ejemplo que se da en este verso es que Dakṣa se levantó como si despertase de un profundo sueño. En sánscrito eso se denomina supta ivottasthau, que significa que, al despertar de un sueño profundo, inmediatamente recordamos todos los deberes que tenemos que realizar. Dakṣa había sido muerto; le habían decapitado, y su cabeza había quedado reducida a cenizas. Su cuerpo yacía muerto, pero, por la gracia del Señor Śiva, tan pronto como le unieron una cabeza de cabra, Dakṣa recobró la conciencia. Eso indica que la conciencia también es individual. En realidad, cuando recibió la cabeza de cabra, Dakṣa estaba recibiendo un nuevo cuerpo, pero como la conciencia es individual, su conciencia siguió siendo la misma, a pesar del cambio de condición física. Así pues, la constitución física no tiene nada que ver con el nivel de conciencia. La conciencia viaja con el alma que transmigra. En la historia védica encontramos muchos ejemplos parecidos, como el caso de Mahārāja Bharata, quien, después de abandonar su cuerpo de rey, pasó a un cuerpo de ciervo, pero conservando la misma conciencia. Sabía que antes había sido el rey Bharata, pero que había pasado a un cuerpo de ciervo porque en el momento de la muerte estaba absorto en pensar en un ciervo. Sin embargo, a pesar de su cuerpo de ciervo, su conciencia era como la que tenía en el cuerpo del rey Bharata. El Señor lo ha dispuesto todo de manera tan perfecta que, cuando alguien se vuelve consciente de Kṛṣṇa, no cabe la menor duda de que en su siguiente vida será un gran devoto de Kṛṣṇa, aunque reciba otro tipo de cuerpo.