Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 3.31.43

Texto

dehena jīva-bhūtena
lokāl lokam anuvrajan
bhuñjāna eva karmāṇi
karoty avirataṁ pumān

Palabra por palabra

dehena—a causa del cuerpo; jīva-bhūtena—poseído por la entidad viviente; lokāt—de un planeta; lokam—a otro planeta; anuvrajan—errar; bhuñjānaḥ—disfrutar; eva—de este modo; karmāṇi—actividades fruitivas; karoti—hace; aviratam—incesantemente; pumān—la entidad viviente.

Traducción

La entidad viviente materialista va errando de un planeta a otro, llevada por sus actividades fruitivas y por el cuerpo que haya adquirido. De este modo, está incesantemente enredándose en actividades fruitivas y disfrutando del resultado.

Significado

Cuando está enjaulada en el cuerpo material, la entidad viviente recibe el nombre de jīva-bhūta, y cuando está libre de él, se dice que es brahma-bhūta. Cambiando de cuerpo material a cada nuevo nacimiento, no solo viaja de especie en especie, sino también de planeta en planeta. El Señor Caitanya dice que esa es la manera en que las entidades vivientes, encadenadas a sus actividades fruitivas, vagan por todo el universo; si, por sus actividades piadosas o por alguna casualidad entran en contacto con un maestro espiritual genuino, por la gracia de Kṛṣṇa, pueden recibir la semilla del servicio devocional. Esa semilla, una vez sembrada en el corazón y regada con los procesos de escuchar y cantar, se convierte en una planta grande, con frutos y flores, de los cuales puede disfrutar la entidad viviente incluso en el mundo material. Ese estado se denomina brahma-bhūta. Cuando la entidad viviente está llena de designaciones, se dice que es materialista; una vez libre de ellas, cuando es consciente de Kṛṣṇa por completo y se ocupa en servicio devocional, se dice que está liberada. Sin recibir la oportunidad de relacionarse con un maestro espiritual genuino por la gracia del Señor, nadie tiene posibilidad de liberarse del ciclo de nacimientos y muertes en diversas especies de vida y en planetas de diversos niveles.