Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 2.4.24

Texto

namas tasmai bhagavate
vāsudevāya vedhase
papur jñānam ayaṁ saumyā
yan-mukhāmburuhāsavam

Synonyms

namaḥ — mis reverencias; tasmai — a Él; bhagavate — a la Personalidad de Dios; vāsudevāya — a Vāsudeva o Sus encarnaciones; vedhase — el compilador de las Escrituras védicas; papuḥ — debido; jñānam — conocimiento; ayam — este conocimiento védico; saumyāḥ — los devotos, especialmente las consortes del Señor Kṛṣṇa; yat — de cuya; mukha-amburuha — la boca cual loto; āsavam — néctar de Su boca.

Translation

Le ofrezco mis respetuosas reverencias a Śrīla Vyāsadeva, la encarnación de Vāsudeva que compiló las Escrituras védicas. Los devotos puros beben el nectáreo conocimiento trascendental que cae de la boca del Señor, la cual es como un loto.

Purport

SIGNIFICADO: En relación con la expresión específica vedhase, o el «compilador del sistema del conocimiento trascendental», Śrīla Śrīdhara Svāmī ha comentado que las respetuosas reverencias se le ofrecen a Śrīla Vyāsadeva, quien es la encarnación de Vāsudeva. Śrīla Jīva Gosvāmī estuvo de acuerdo con esto, pero Śrīla Viśvanātha Cakravartī Ṭhākura ha hecho un aporte adicional, al decir que el néctar de la boca del Señor Kṛṣṇa se le pasa a Sus diferentes consortes, y de esa manera ellas aprenden las bellas artes de la música, la danza, el vestir, los adornos, y todas esas cosas de las que el Señor disfruta. Esa música, danza y decoraciones de las que el Señor disfruta, sin duda que no son nada mundano, porque al Señor se lo trata desde el mismo principio como para, o trascendental. Este conocimiento trascendental les es desconocido a las olvidadas almas condicionadas. Śrīla Vyāsadeva, quien es la encarnación del Señor, recopiló, pues, las Escrituras védicas, para hacer que las almas condicionadas recobren la memoria que han perdido, respecto a la relación eterna que tienen con el Señor. Por consiguiente, uno debe tratar de entender las Escrituras védicas, o el néctar que el Señor les pasó a Sus consortes que participan del humor conyugal, y ello se debe entender de labios de la boca cual loto de Vyāsadeva o Śukadeva. Mediante el desarrollo gradual del conocimiento trascendental, uno puede elevarse hasta la etapa de las trascendentales artes de la música y la danza que el Señor exhibió en Su rāsa-līlā. Pero sin tener el conocimiento védico, difícilmente podrá uno entender la naturaleza trascendental de la música y la danza rāsa del Señor. Sin embargo, los devotos puros del Señor pueden saborear igualmente el néctar tanto en la forma de los profundos discursos filosóficos como en la forma de los besos que el Señor da en la danza rāsa, ya que no hay ninguna diferencia mundana entre ambas cosas.