Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 1.3.41

Texto

tad idaṁ grāhayām āsa
sutam ātmavatāṁ varam
sarva-vedetihāsānāṁ
sāraṁ sāraṁ samuddhṛtam

Palabra por palabra

tat—eso; idam—esto; grāhayām āsa—obligado a aceptar; sutam—a su hijo; ātmavatām—del autorrealizado; varam—de lo más respetuoso; sarva—todas; veda—Escrituras védicas (libros de conocimiento); itihāsānām—de todas las historias; sāram—crema; sāram—crema; samuddhṛtam—extraída.

Traducción

Después de extraer la crema de todas las Escrituras védicas e historias del universo, Śrī Vyāsadeva le entregó el Śrīmad-Bhāgavatam a su hijo, quien es el más respetado de los seres autorrealizados.

Significado

Los hombres con un escaso acopio de conocimiento aceptan únicamente la historia del mundo a partir de la época de Buddha, o desde el año 600 a. C., y consideran que todas las historias de antes de ese período que se mencionan en las Escrituras, son únicamente historias imaginarias. Eso no es cierto. Todas las historias que se mencionan en los Purāṇas y el Mahābhārata, etc., son historias verdaderas, no solo de este planeta, sino también de millones de otros planetas del universo. A veces, a esos hombres les parece increíble la historia de planetas que se encuentran más allá de este mundo. Pero ellos no saben que los diferentes planetas no son iguales en todos los aspectos, y que, por consiguiente, algunos de los hechos históricos que se obtienen de otros planetas, no corresponden con la experiencia que se tiene en este planeta. Considerando las diferentes situaciones de los diferentes planetas y también el tiempo y las circunstancias, no hay nada extraordinario en las historias de los Purāṇas, ni tampoco son imaginarias. Debemos siempre recordar la máxima de que, lo que es comida para un hombre, es veneno para otro. En consecuencia, no debemos rechazar las historias y relatos de los Purāṇas como algo imaginario. Los grandes ṛṣis, tales como Vyāsa, no tenían por qué poner en sus obras literarias unas historias imaginarias.

En el Śrīmad-Bhāgavatam se presentan hechos históricos seleccionados de entre las historias de diferentes planetas. Por consiguiente, todas las autoridades espirituales lo aceptan como Mahā-purāṇa. La importancia especial de estas historias es que todas ellas están relacionadas con actividades del Señor en tiempos y atmósferas diferentes. Śrīla Śukadeva Gosvāmī es la personalidad más elevada de todas las almas autorrealizadas, y él aceptó esto como el tema de sus estudios con su padre, Vyāsadeva. Śrīla Vyāsadeva es la gran autoridad, y como el tema del Śrīmad-Bhāgavatam es tan importante, él en primer lugar le entregó el mensaje a su gran hijo Śrīla Śukadeva Gosvāmī. Se dice que el Śrīmad-Bhāgavatam se asemeja a la crema de la leche. La literatura védica es como el océano de leche del conocimiento. La crema o mantequilla es la esencia más sabrosa de la leche, y así mismo lo es el Śrīmad-Bhāgavatam, pues contiene todas las versiones auténticas, instructivas y deleitables de las diferentes actividades del Señor y Sus devotos. Nada se gana, sin embargo, con recibir el mensaje del Bhāgavatam de labios de no creyentes, ateos y recitadores profesionales, que hacen un comercio del Bhāgavatam para el profano. El Śrīmad-Bhāgavatam le fue entregado a Śrīla Śukadeva Gosvāmī, y él no tuvo nada que ver con el negocio Bhāgavata. Él no tenía que cubrir gastos familiares con esa clase de comercio. Por lo tanto, el Śrīmad-Bhāgavatam debe recibirse de labios del representante de Śukadeva, que debe estar en la orden de vida de renuncia, sin cargas familiares. La leche es indudablemente muy buena y nutritiva, pero deja de serlo cuando la toca la boca de una serpiente; más bien se vuelve una causa de muerte. De forma similar, aquellos que no siguen estrictamente la disciplina vaiṣṇava, no deben hacer un negocio de este Bhāgavatam y volverse causa de muerte espiritual para muchos oyentes. En el Bhagavad-gītā, el Señor dice que el propósito de todos los Vedas es conocerlo a Él (el Señor Kṛṣṇa), y el Śrīmad-Bhāgavatam es el Señor Śrī Kṛṣṇa Mismo en la forma de conocimiento escrito. Por consiguiente, es la crema de todos los Vedas, y contiene todos los hechos históricos relativos a Śrī Kṛṣṇa, de todos los tiempos. El Śrīmad-Bhāgavatam es, en efecto, la esencia de todas las historias.