Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 4.27.8

Texto

sa pañcāla-patiḥ putrān
pitṛ-vaṁśa-vivardhanān
dāraiḥ saṁyojayām āsa
duhitṝḥ sadṛśair varaiḥ

Palabra por palabra

saḥ—él; pañcāla-patiḥ—el rey de Pañcāla; putrān—hijos; pitṛ-vaṁśa—familia paterna; vivardhanān—aumentar; dāraiḥ—con esposas; saṁyojayām āsa—casó; duhitṝḥ—hijas; sadṛśaiḥ—cualificados; varaiḥ—con esposos.

Traducción

Después de esto, el rey Purañjana, el rey del país de Pañcāla, a fin de aumentar el número de los descendientes de su familia paterna, casó a sus hijos e hijas con esposas y esposos cualificados.

Significado

Según el sistema védico, todo el mundo debe casarse. Hay que aceptar una esposa porque la esposa será madre de hijos, y estos, a su vez, ofrecerán alimentos y ceremonias funerarias para que sus antepasados, vivan donde vivan, puedan llegar a ser felices. La ofrenda de oblaciones en nombre del Señor Viṣṇu se denomina piṇḍodaka; es necesario que los descendientes de una familia ofrezcan piṇḍa a los antepasados.

Purañjana, el rey de Pañcāla, además de estar personalmente satisfecho con su vida sexual, dispuso convenientemente la vida sexual de sus 1 100 hijos y de sus 110 hijas. Esa es la manera de elevar una familia aristocrática a la categoría de dinastía. En este verso es significativo el hecho de que Purañjana casó a todos sus hijos e hijas. Los padres tienen el deber de organizar el matrimonio de sus hijos. Es una obligación que impone la sociedad védica. No se debe permitir que los hijos y las hijas se relacionen libremente con personas del sexo opuesto si no están casados. Esa organización social védica es muy buena, en el sentido de que acaba con la proliferación de la vida sexual ilícita, o varṇa-saṅkara, que en la actualidad se manifiesta con diversos nombres. Por desgracia, en esta era, aunque los padres estén deseosos de casar a sus hijos, estos se niegan a aceptar las disposiciones matrimoniales de los padres. En consecuencia, la cantidad de varṇa-saṅkara ha aumentado en todo el mundo bajo distintos nombres.