Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 3.28.23

Texto

jānu-dvayaṁ jalaja-locanayā jananyā
lakṣmyākhilasya sura-vanditayā vidhātuḥ
ūrvor nidhāya kara-pallava-rociṣā yat
saṁlālitaṁ hṛdi vibhor abhavasya kuryāt

Synonyms

jānu-dvayam — hasta las rodillas; jalaja-locanayā — de ojos de loto; jananyā — madre; lakṣmyā — por Lakṣmī; akhilasya — del universo entero; sura-vanditayā — adorada por los semidioses; vidhātuḥ — de Brahmā; ūrvoḥ — a los muslos; nidhāya — habiendo situado; kara-pallava-rociṣā — con sus lustrosos dedos; yat — los cuales; saṁlālitam — recibiendo masaje; hṛdi — en el corazón; vibhoḥ — del Señor; abhavasya — trascendental a la existencia material; kuryāt — debe meditar.

Translation

El yogī debe fijar en su corazón las actividades de Lakṣmī, la diosa de la fortuna, a quien todos los semidioses adoran y que es la madre de Brahmā, la persona suprema. Siempre se la puede encontrar dando masaje en las piernas y los muslos al Señor trascendental, sirviéndolo de esa manera con gran esmero.

Purport

SIGNIFICADO: A Brahmā se le ha designado señor del universo. Como su padre es Garbhodakaśāyī Viṣṇu, automáticamente su madre es Lakṣmī, la diosa de la fortuna. Lakṣmījī recibe la adoración de todos los semidioses, así como también de los habitantes de otros planetas. Los seres humanos también están deseosos de recibir el favor de la diosa de la fortuna. Lakṣmī siempre está ocupada en dar masaje en las piernas y los muslos a la Suprema Personalidad de Dios Nārāyaṇa, que está acostado en el océano de Garbha que hay en el interior del universo. Aquí se hace referencia a Brahmā como hijo de la diosa de la fortuna, pero en realidad no nació de su vientre. Brahmā nace del abdomen del Señor en persona. Del abdomen de Garbhodakaśāyī Viṣṇu brota una flor de loto, y Brahmā nace en ella. Por lo tanto, no hay que pensar que el comportamiento de Lakṣmījī, que da masaje en los muslos al Señor, es como el de una esposa corriente. El Señor es trascendental al comportamiento de los varones y hembras comunes. La palabra abhavasya es muy significativa, porque indica que Él pudo producir a Brahmā sin la ayuda de la diosa de la fortuna.

El comportamiento trascendental no es como el mundano, y por ello, no debemos entender que el Señor recibe servicio de Su esposa tal como un semidiós o un ser humano podrían recibirlo de la suya. Aquí se aconseja al yogī que tenga siempre esa imagen en su corazón. El devoto siempre piensa en esa relación que existe entre Lakṣmī y Nārāyaṇa; por lo tanto, no medita en el plano mental, como los impersonalistas y los nihilistas.

Bhava significa «el que recibe un cuerpo material», y abhava significa «el que no recibe un cuerpo material, sino que desciende en el cuerpo original espiritual». El Señor Nārāyaṇa no nace de nada material. La materia se genera de la materia, pero Él no nace de la materia. Brahmā nace después de la creación, pero el Señor existía antes de la creación; por lo tanto, el Señor no tiene cuerpo material.