Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 3.24.16

Texto

vedāham ādyaṁ puruṣam
avatīrṇaṁ sva-māyayā
bhūtānāṁ śevadhiṁ dehaṁ
bibhrāṇaṁ kapilaṁ mune

Synonyms

veda — sé; aham — yo; ādyam — el original; puruṣam — disfrutador; avatīrṇam — encarnado; sva-māyayā — por medio de Su propia energía interna; bhūtānām — de todas las entidades vivientes; śevadhim — aquel que concede todo lo que se desea, y que es como un gran tesoro; deham — el cuerpo; bibhrāṇam — adoptando; kapilam — Kapila Muni; mune — ¡oh, sabio Kardama!

Translation

¡Oh, Kardama!, sé que la Suprema Personalidad de Dios original ha hecho ahora Su aparición como encarnación por medio de Su energía interna. Él es quien concede a las entidades vivientes todo lo que desean, y ahora ha adoptado el cuerpo de Kapila Muni.

Purport

SIGNIFICADO: En este verso encontramos las palabras puruṣam avatīrṇaṁ sva-māyayā. La Suprema Personalidad de Dios es, eterna y perdurablemente, la forma del puruṣa, el predominador o disfrutador, y cuando adviene, nunca acepta nada de la energía material. El mundo espiritual es una manifestación de Su potencia personal interna, mientras que el mundo material es una manifestación de Su energía material o diferenciada. La palabra sva-māyayā, «por Su propia potencia interna», indica que la Suprema Personalidad de Dios, cuando desciende, viene en Su propia energía. Puede asumir un cuerpo de ser humano, pero ese cuerpo no es material. Por esa razón en el Bhagavad-gītā se afirma claramente que solo los necios y desvergonzados, los mūḍhas, consideran el cuerpo de Kṛṣṇa como el de un ser humano corriente. La palabraśevadhim significa que Él es originalmente quien concede a las entidades vivientes todo lo que necesitan para vivir. En los Vedas se afirma también que Él es la entidad viviente principal, y que concede a las demás entidades vivientes todas aquellas cosas necesarias que puedan desear. Como Él es quien concede a todos los demás lo que necesitan, se Le llama Dios. El Supremo también es una entidad viviente; no es impersonal. Al igual que nosotros, que somos seres individuales, la Suprema Personalidad de Dios también es individual, pero Él es el ser individual supremo. Esa es la diferencia entre Dios y las entidades vivientes comunes.