Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 10.9.18

Texto

sva-mātuḥ svinna-gātrāyā
visrasta-kabara-srajaḥ
dṛṣṭvā pariśramaṁ kṛṣṇaḥ
kṛpayāsīt sva-bandhane

Palabra por palabra

sva-mātuḥ—de Su propia madre (Yaśodādevī, la madre de Kṛṣṇa); svinna-gātrāyāḥ—cuando Kṛṣṇa vio a Su madre cubierta de sudor debido a su infructuoso esfuerzo; visrasta—caían; kabara—de sus cabellos; srajaḥ—de quien las flores; dṛṣṭvā—al ver el estado de Su madre;pariśramam—Se dio cuenta de que había hecho un esfuerzo excesivo y se encontraba cansada; kṛṣṇaḥ—la Suprema Personalidad de Dios;kṛpayā—por Su misericordia sin causa para con Su devota y madre; āsīt—consintió; sva-bandhane—en atarle.

Traducción

Con el intenso esfuerzo que realizaba, madre Yaśodā tenía todo el cuerpo empapado en sudor, y las flores y la peineta se le desprendían de los cabellos. Al ver la fatiga de Su madre, el niño Kṛṣṇa fue misericordioso con ella y consintió en ser atado.

Significado

Madre Yaśodā y las demás gopīs, cuando vieron finalmente que Kṛṣṇa, aunque adornado con muchas pulseras, alhajas y joyas, no podía ser atado ni siquiera con todas las cuerdas de la casa, llegaron a la conclusión de que Kṛṣṇa era tan afortunado que ningún condicionamiento material podía atarle. Entonces abandonaron la idea de atarle. No obstante, en la competición que establece con Su devoto, Kṛṣṇa a veces consiente en ser vencido. Así entró en acción la energía interna de Kṛṣṇa, yoga-māyā, y Kṛṣṇa consintió en ser atado por madre Yaśodā.