Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 10.1.68

Texto

ātmānam iha sañjātaṁ
jānan prāg viṣṇunā hatam
mahāsuraṁ kālanemiṁ
yadubhiḥ sa vyarudhyata

Palabra por palabra

ātmānam—personalmente; iha—en este mundo; sañjātam—nacido de nuevo; jānan—entender bien; prāk—anteriormente, antes de nacer; viṣṇunā—por el Señor Viṣṇu; hatam—fue matado; mahā-asuram—un gran demonio; kālanemim—de nombre Kālanemi; yadubhiḥ—con los miembros de la dinastía Yadu; saḥ—él (Kaṁsa); vyarudhyata—actuó enemistosamente.

Traducción

En su vida anterior, Kaṁsa había sido un gran demonio llamado Kālanemi, a quien Viṣṇu había matado. Al recibir de Nārada esta información, Kaṁsa se llenó de envidia contra todos los que tuviesen relación con la dinastía Yadu.

Significado

Las personas que son demonios, enemigos de la Suprema Personalidad de Dios, reciben el nombre de asuras. Como se afirma en el Bhagavad-gītā, los asuras, debido a su hostilidad hacia la Suprema Personalidad de Dios, nacen vida tras vida en familias de asuras y se van deslizando hacia las regiones más oscuras del infierno.