Skip to main content

CC Madhya-līlā 19.213

Texto

śamo man-niṣṭhatā buddher
dama indriya-saṁyamaḥ
titikṣā duḥkha-sammarṣo
jihvopastha-jayo dhṛtiḥ

Palabra por palabra

śamaḥ—neutralidad; mat-niṣṭhatā—apego por Mí; buddheḥ—de la inteligencia; damaḥ—dominio de sí mismo; indriya-saṁyamaḥ—controlar las actividades de los sentidos; titikṣā—tolerancia; duḥkha—de la desdicha; sammarṣaḥ—resistencia; jihvā—la lengua; upastha—y el impulso de los genitales; jayaḥ—conquistar; dhṛtiḥ—el control.

Traducción

«“La palabra ‘śama’ o ‘śānta-rasa’ indica apego por los pies de loto de Kṛṣṇa. ‘Dama’ significa controlar los sentidos y no desviarse del servicio del Señor. Soportar la desdicha se llama ‘titikṣā’, y ‘dhṛti’ significa controlar la lengua y los genitales.”

Significado

Este verso pertenece al Śrīmad-Bhāgavatam (11.19.36). Los impulsos de la lengua y de los genitales causan gran agitación al alma condicionada que se halla bajo las garras de māyā, la energía material. El control de los impulsos de la lengua, el estómago y los genitales (que están situados en línea recta), se denomina dhṛti. Śrīla Bhaktivinoda Ṭhākura dice: tāra madhye jihvā ati, lobhamaya sudurmati: De entre los sentidos, la lengua es el más poderoso enemigo del alma condicionada. Los impulsos de la lengua llevan a cometer muchas actividades pecaminosas. Aunque Kṛṣṇa ha dado sabrosos alimentos a los seres humanos, la gente continúa pecando matando indefensos animales para satisfacer la lengua. Incapaz de controlar la lengua, el alma condicionada come más de lo que necesita. Todo el mundo, por supuesto, tiene que comer para mantener el cuerpo en condiciones de ofrecer servicio al Señor, pero quien no puede controlar los sentidos cae víctima de los dictados de la lengua y del estómago. La consecuencia natural es la agitación de los genitales y la búsqueda de vida sexual ilícita. Sin embargo, quien está firmemente establecido a los pies de loto de Kṛṣṇa puede controlar la lengua. Bhaktivinoda Ṭhākura dice además: kṛṣṇa baḍa dayāmaya, karibāre jihvā jaya, sva-prasāda-anna dilā bhāi: Kṛṣṇa ha sido muy misericordioso con nosotros y, para que podamos controlar la lengua, nos ha dado sabrosos alimentos que Le han sido ofrecidos a Él. La persona que está apegada a los pies de loto de Kṛṣṇa no come nada que no se haya ofrecido a Kṛṣṇa. Sei annāmṛta khāo, rādhā-kṛṣṇa-guṇa gāo, preme ḍāka caitanya-nitāi. El devoto, como sólo come prasādam, conquista los dictados de la lengua, el estómago y los genitales. Los dictados de los sentidos se pueden controlar cuando se alcanza la posición de śānta-rasa. Entonces, el progreso en conciencia de Kṛṣṇa está asegurado.