Skip to main content

CC Madhya-līlā 11.37

Texto

rāya kahe, caraṇa — ratha, hṛdaya — sārathi
yāhāṅ lañā yāya, tāhāṅ yāya jīva-rathī

Palabra por palabra

rāya kahe—Rāmānanda Rāya contestó; caraṇa—las piernas; ratha—la cuadriga; hṛdaya—el corazón; sārathi—el auriga; yāhā—allí donde; lañā—llevar; yāya—va; tāhāṅ—allí; yāya—va; jīva-rathī—la entidad viviente en la cuadriga.

Traducción

Rāmānanda Rāya dijo: «Las piernas son como la cuadriga, y el corazón, como el auriga. La entidad viviente se ve obligada a ir allí donde la lleve el corazón».

Significado

En la Bhagavad-gītā (18.61), el Señor Kṛṣṇa explica:

īśvaraḥ sarva-bhūtānāṁhṛd-deśe ’rjuna tiṣṭhati
bhrāmayan sarva-bhūtāni
yantrārūḍhāni māyayā

«El Señor Supremo Se encuentra en el corazón de todos, ¡oh, Arjuna!, y dirige los movimientos de todas las entidades vivientes, que están sentadas como en una máquina hecha de energía material».

De ese modo, la entidad viviente vaga por el universo montada en una cuadriga (el cuerpo), que le ha sido dada por la naturaleza material. Una explicación similar aparece en el Kaṭha Upaniṣad (1.3.3-4):

ātmānaṁ rathinaṁ viddhiśarīraṁ ratham eva tu
buddhiṁ tu sārathiṁ viddhi
manaḥ pragraham eva ca
indriyāṇi hayān āhurviṣayāṁs teṣu gocarān
ātmendriya-mano-yuktaṁ
bhoktety āhur manīṣiṇaḥ

En estos versos se explica que la entidad viviente es el pasajero de la cuadriga del cuerpo, la cual ha recibido de la naturaleza material. La inteligencia es el auriga, la mente son las riendas que dirigen a los caballos, y los sentidos son los caballos. Así, la entidad viviente es el falso disfrutador del mundo material.

La persona avanzada en conciencia de Kṛṣṇa puede controlar la mente y la inteligencia, y, de ese modo, dominar los caballos, los sentidos, por poderosos que sean. Quien puede controlar los sentidos con la mente y la inteligencia puede llegar fácilmente a la Suprema Personalidad de Dios, Viṣṇu, que es el objetivo supremo de la vida. Tad viṣṇoḥ paramaṁ padaṁ sadā paśyanti sūrayaḥ. Los que son realmente avanzados pueden dirigirse al Señor Viṣṇu, su objetivo supremo. Esas personas nunca se dejan cautivar por la energía externa del Señor Viṣṇu, el mundo material.