Skip to main content

CC Ādi-līlā 7.89-90

Texto

sveda, kampa, romāñcāśru, gadgada, vaivarṇya
unmāda, viṣāda, dhairya, garva, harṣa, dainya
eta bhāve premā bhaktagaṇere nācāya
kṛṣṇera ānandāmṛta-sāgare bhāsāya

Palabra por palabra

sveda — transpiración; kampa — temblor; romāñca — erizamiento del vello del cuerpo; aśru — lágrimas; gadgada — voz entrecortada; vaivarṇya — cambio del color del cuerpo; unmāda — locura; viṣāda — melancolía; dhairya — paciencia; garva — orgullo; harṣa — júbilo; dainya — humildad; eta — de muchas maneras; bhāve — en éxtasis; premā — amor por Dios; bhakta-gaṇere — a los devotos; nācāya — induce a danzar; kṛṣṇera — de Śrī Kṛṣṇa; ānanda — bienaventuranza trascendental; amṛta — néctar; sāgare — en el océano; bhāsāya — flota.

Traducción

«“Transpiración, temblor, erizamiento del vello del cuerpo, lágrimas, voz entrecortada, desfallecimiento, locura, melancolía, paciencia, orgullo, júbilo y humildad son diversos signos naturales de amor extático por Dios, que induce al devoto a danzar y flotar en un océano de bienaventuranza trascendental mientras canta el mantra Hare Kṛṣṇa.

Significado

Śrīla Jīva Gosvāmī, en su Prīti-sandarbha (66), describe esta etapa del amor por Dios: bhagavat-prīti-rūpā vṛttir māyā-dimayī na bhavati. kiṁ tarhi, svarūpa-śakty-ānanda-rūpā, yad-ānanda-parādhīnaḥ śrī-bhagavān apīti. Igualmente, en el verso 69, sigue explicando: tad evaṁ prīter lakṣaṇaṁ citta-dravas tasya ca roma-harṣādikam. kathañcij jāte ’pi citta-drave romahar-ṣādike vā na ced āśaya-śuddhis tadāpi na bhakteḥ samyag-āvirbhāva iti jñāpitam. āśaya-śuddhir nāma cānya-tātparya-parityāgaḥ prīti-tātparyaṁ ca. ata evānimittā svābhāvikī ceti tad viśeṣaṇam. El amor trascendental por Dios no está bajo el dominio de la energía material, porque es la potencia de dicha y placer trascendentales de la Suprema Personalidad de Dios. Puesto que el Señor Supremo está también bajo la influencia de la dicha trascendental, cuando se entra en contacto con esta dicha del amor por Dios, el corazón se derrite, y las señales de ello son el erizamiento del vello, etc. A veces, alguien que tiene estos derretimientos y signos trascendentales no observa una buena conducta en su trato personal. Esto indica que esta persona no ha alcanzado aún la perfección completa en la vida devocional. Dicho de otro modo, un devoto que baila en éxtasis pero que después de bailar y llorar aparece atraído por cuestiones materiales, no ha alcanzado todavía la perfección del servicio devocional, que se llama āśaya-śuddhi, la perfección de la existencia. El que alcanza la perfección de la existencia es totalmente contrario al disfrute material, y está absorto en el amor trascendental por Dios. Hay que concluir, por lo tanto, que los signos extáticos de āśaya-śuddhi son visibles cuando el servicio de un devoto no tiene una causa material y es de una naturaleza puramente espiritual. Éstas son algunas de las características del amor trascendental por Dios, como se declara en el Śrīmad-Bhāgavatam (1.2.6):

sa vai puṁsāṁ paro dharmoyato bhaktir adhokṣaje
ahaituky apratihatā
yayātmā suprasīdati

«La mejor de las religiones es aquella que causa que sus seguidores alcancen el éxtasis del amor por Dios; ese amor es inmotivado y libre de impedimentos materiales, porque esto es lo único que puede satisfacer totalmente al ser».