Skip to main content

Śrī caitanya-caritāmṛta Ādi-līlā 7.73

Texto

kṛṣṇa-mantra haite habe saṁsāra-mocana
kṛṣṇa-nāma haite pābe kṛṣṇera caraṇa

Synonyms

kṛṣṇa-mantra — el canto del mahā-mantra Hare Kṛṣṇa; haite — de; habe — será; saṁsāra — existencia material; mocana — liberación; kṛṣṇa-nāma — el santo nombre de Śrī Kṛṣṇa; haite — de; pābe — conseguirá; kṛṣṇera — de Śrī Kṛṣṇa; caraṇa — pies de loto.

Translation

«“Con tan sólo cantar el santo nombre de Kṛṣṇa, es posible liberarse de la existencia material. Ciertamente, con tan sólo cantar el mantra Hare Kṛṣṇa, es posible ver los pies de loto del Señor.

Purport

En el Anubhāṣya, Śrī Bhaktisiddhānta Sarasvatī Gosvāmī dice que el verdadero efecto observable cuando se obtiene el conocimiento trascendental es la libertad inmediata de las garras de māyā y la dedicación plena al servicio del Señor. A no ser que se sirva a la Suprema Personalidad de Dios, Mukunda, no se puede llegar a estar libre de las acciones fruitivas bajo la influencia de la energía externa. Sin embargo, cuando se canta el santo nombre del Señor sin ofensas, se puede alcanzar una posición trascendental totalmente alejada del concepto material de la vida. Al ofrecer servicio al Señor, el devoto se relaciona con la Suprema Personalidad de Dios en una de las cinco relaciones, a saber: śānta, dāsya, sakhya, vātsalya o mādhurya, disfrutando en esta relación de la bienaventuranza trascendental. Sin duda, esta relación es trascendental al cuerpo y la mente. Cuando alguien comprende que el santo nombre del Señor es idéntico a la Persona Suprema, es totalmente elegible para cantarlo. Debe entenderse que quien de esta manera canta y baila en éxtasis tiene una relación directa con el Señor.

Según los principios védicos, hay tres etapas en el progreso espiritual, a saber: sambandha-jñāna, abhidheya y prayojana. Sambandha-jñāna indica el establecimiento de la propia relación original con la Suprema Personalidad de Dios, abhidheya indica la actuación de acuerdo con esa relación original, y prayojana es la finalidad más elevada de la vida, que consiste en alcanzar el amor por Dios (premā pum-artho mahān). Si se adoptan estrictamente los principios regulativos dictados por el maestro espiritual, será fácil alcanzar la finalidad más elevada de la vida. Quien es adicto a cantar el mantra Hare Kṛṣṇa tiene fácilmente la oportunidad de servir a la Suprema Personalidad de Dios directamente. No es necesario entender el malabarismo gramatical al que se entregan por lo general los sannyāsīs māyāvādīs. Śrī Śaṅkarācārya insiste también sobre esto: na hi na hi rakṣati ḍukṛī-karaṇe, «Sólo con hacer malabarismos de sufijos y prefijos gramaticales no es posible salvarse de las garras de la muerte». Las personas dedicadas a los malabarismos de palabras no pueden confundir al devoto ocupado en cantar el mahā-mantra Hare Kṛṣṇa. El simple hecho de dirigirse a la energía del Señor Supremo con el tratamiento de Hare, y al Señor mismo, con el nombre de Kṛṣṇa, pronto sitúa al Señor en el corazón del devoto. Al dirigirse así a Rādha y a Kṛṣṇa, la persona se ocupa directamente al servicio de Su Señoría. La esencia de todas las Escrituras reveladas y de todo el conocimiento está presente cuando la persona se dirige al Señor y a Su energía con el mantra Hare Kṛṣṇa, porque esta vibración trascendental puede liberar completamente a un alma condicionada, y ocuparla directamente al servicio del Señor.

Śrī Caitanya Mahāprabhu Se presentaba ante los demás como un gran tonto, pero sostenía que todo lo que había oído de Su maestro espiritual seguía estrictamente los principios establecidos por Vyāsadeva en el Śrīmad-Bhāgavatam:

anarthopaśamaṁ sākṣādbhakti-yogam adhokṣaje
lokasyājānato vidvāṁś
cakre sātvata-saṁhitām

«Las miserias materiales de la entidad viviente, que son superfluas para ella, pueden mitigarse directamente mediante el proceso vinculante del servicio devocional. Pero la gran mayoría de la gente no lo sabe, y por esto, el erudito Vyāsadeva compiló esta Escritura védica (Śrimad-Bhâgavatam), que está relacionada con la Verdad Suprema». Es posible superar todos los conceptos erróneos y enredos del mundo material practicando el bhakti-yoga y, por tanto, Vyāsadeva, siguiendo la instrucción de Śrī Nārada, bondadosamente ha presentado el Śrīmad-Bhāgavatam para liberar a las almas condicionadas de las garras de māyā. Por esto, el maestro espiritual del Señor Caitanya Le enseñó que hay que leer el Śrīmad-Bhāgavatam de manera regular y detallada para ir apegándose gradualmente al canto del mahā-mantra Hare Kṛṣṇa.

El santo nombre y el Señor son idénticos. El que está completamente libre de las garras de māyā puede comprender este hecho. Este conocimiento, que se alcanza por la misericordia del maestro espiritual, sitúa a la persona en el nivel trascendental supremo. Śrī Caitanya Mahāprabhu Se presentaba como un tonto, porque antes de aceptar el refugio de un maestro espiritual no podía comprender que, por el solo hecho de cantar, es posible verse aliviado de todas las condiciones materiales. Pero en cuanto se volvió un sirviente fiel de Su maestro espiritual y siguió sus instrucciones, vio muy fácilmente el camino de la liberación. Debe entenderse que el canto del mantra Hare Kṛṣṇa de Śrī Caitanya Mahāprabhu estaba desprovisto de toda ofensa. Las diez ofensas al santo nombre son las siguientes: 1) blasfemar contra un devoto del Señor, 2)considerar que el Señor y los semidioses están al mismo nivel, o pensar que hay muchos dioses, 3) descuidar las órdenes del maestro espiritual, 4) dar poca importancia a la autoridad de las Escrituras (Vedas), 5) interpretar el santo nombre de Dios, 6) cometer pecados amparándose en la potencia del canto, 7) enseñar a la persona que carece de fe las glorias del nombre del Señor, 8) comparar el canto del santo nombre con las actividades piadosas materiales, 9) estar distraído mientras se canta el santo nombre, y 10) tener apego a las cosas materiales a pesar de cantar el santo nombre.