Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 4.18.21

Texto

yakṣa-rakṣāṁsi bhūtāni
piśācāḥ piśitāśanāḥ
bhūteśa-vatsā duduhuḥ
kapāle kṣatajāsavam

Palabra por palabra

yakṣa—los yakṣas (los descendientes de Kuvera); rakṣāṁsi—los rākṣasas (comedores de carne); bhūtāni—los fantasmas; piśācāḥ—las brujas; piśita-aśanāḥ—todos los cuales están habituados a comer carne; bhūteśa—Rudra, la encarnación del Señor Śiva; vatsāḥ—cuyo ternero; duduhuḥ—ordeñaron; kapāle—en una vasija hecha de calaveras; kṣata-ja—sangre; āsavam—una bebida fermentada.

Traducción

Luego, los yakṣas, rākṣasas, fantasmas y brujas, que están habituados a comer carne, transformaron en ternero a Rudra [Bhūtanātha], la encarnación del Señor Śiva, y al ordeñar a la Tierra obtuvieron bebidas hechas de sangre, que guardaron en una vasija hecha de calaveras.

Significado

Algunos tipos de entidades vivientes con forma de ser humano presentan unas condiciones de vida y costumbres alimenticias de lo más abominable. Generalmente comen carne y beben sangre fermentada, mencionada en este verso con la palabra kṣatajāsavam. Los líderes de esos hombres degradados, conocidos con los nombres de yakṣas, rākṣasas, bhūtas y piśācas, están bajo la influencia de la modalidad de la ignorancia. Se les ha puesto bajo el control de Rudra, que es la encarnación del Señor Śiva encargada de la modalidad de la ignorancia en la naturaleza material. El Señor Śiva recibe también el nombre de Bhūtanātha, que significa «el señor de los fantasmas». Rudra nació del entrecejo de Brahmā cuando Brahmā estaba muy iracundo con los cuatro Kumāras.