Skip to main content

CC Ādi-līlā 7.50

Texto

kateka śuniba prabhu tomāra nindana
nā pāri sahite, ebe chāḍiba jīvana

Palabra por palabra

kateka — cuánto; śuniba — hemos de oír; prabhu — ¡oh, Señor!; tomāra — Tu; nindana — blasfemia; pāri — no somos capaces; sahite — tolerar; ebe — ahora; chāḍiba — abandonar; jīvana — vida.

Traducción

«¿Hasta cuándo podremos tolerar la blasfemia de los que critican Tu conducta? Antes daríamos nuestras vidas que escuchar semejantes blasfemias.

Significado

Una de las reglas más importantes que dio Śrī Caitanya Mahāprabhu referente a la conducta del vaiṣṇava es que un vaiṣṇava debe ser tan tolerante como un árbol y tan sumiso como la hierba:

tṛṇād api su-nīcenataror iva sahiṣṇunā
amāninā māna-dena
kīrtanīyaḥ sadā hariḥ

«Debe cantarse el santo nombre del Señor con una actitud humilde, considerándose más bajo que una brizna de paja de la calle; se debe ser más tolerante que un árbol, estar despojado de todo sentido de falso prestigio, y estar dispuesto a ofrecer todo respeto a los demás. Con esa actitud, se puede cantar el santo nombre del Señor constantemente». Sin embargo, el autor de estas instrucciones, Śrī Caitanya Mahāprabhu, no toleró el mal comportamiento de Jagāi y Mādhāi. Cuando hirieron al Señor Nityānanda Prabhu, Él Se irritó mucho y quiso matarlos, y sólo por la misericordia de Śrī Nityānanda Prabhu pudieron salvarse. Hay que ser muy manso y humilde en el trato personal, y si se le insulta, el vaiṣṇava debe ser tolerante y no enfadarse. Pero si alguien blasfema contra nuestro guru, o contra algún otro vaiṣṇava, hay que enfurecerse como un fuego. Esto fue lo que se vio en Śrī Caitanya Mahāprabhu. No hay que tolerar la blasfemia contra un vaiṣṇava, sino que hay que adoptar inmediatamente una de las tres formas de acción. Si alguien blasfema contra un vaiṣṇava hay que interrumpirle con argumentos y buenos razonamientos. Si no se es lo bastante experto para hacer esto, hay que abandonar la vida en el acto, y si no se puede hacer esto, hay que marcharse. Mientras Śrī Caitanya Mahāprabhu estaba en Benarés, también llamada Kāsī, los sannyāsīs māyāvādīs blasfemaron contra Él de muchas maneras, porque aunque era sannyāsī, Se entregaba al canto y al baile. Tapana Miśra y Candraśekhara oyeron estas críticas, que eran intolerables para ellos porque eran grandes devotos de Śrī Caitanya. No pudieron detenerlas, y entonces recurrieron a Śrī Caitanya Mahāprabhu, porque esta blasfemia era tan intolerable para ellos que habían decidido quitarse la vida.