Skip to main content

1

La Persona Original

kunty uvāca
namasye puruṣaṁ tvādyam
īśvaraṁ prakṛteḥ param
alakṣyaṁ sarva-bhūtānām
antar bahir avasthitam

Śrīmatī Kuntī dijo: ¡Oh, Kṛṣṇa!, Te ofrezco a Ti mis reverencias, porque Tú eres la personalidad original y las cualidades del mundo material no Te afectan. Tú existes tanto dentro como fuera de todo y, aun así, eres invisible a los ojos de todos.

Śrīmad-Bhāgavatam 1.8.18

Śrīmatī Kuntīdevī estaba perfectamente conciente de que Kṛṣṇa es la Personalidad de Dios original, aunque Él estaba haciendo el papel de sobrino de ella. Una dama tan iluminada como ella no podía cometer el error de ofrecer reverencias a su sobrino. Por consiguiente, se dirigió a Él designándolo como el puruṣa original que se encuentra más allá del cosmos material. Aunque todas las entidades vivientes también son trascendentales, no son ni originales ni infalibles. Las entidades vivientes son propensas a caer bajo las garras de la naturaleza material, pero el Señor nunca es así. Los Vedas, por lo tanto, lo describen como la principal de todas las entidades vivientes (nityo nityānaṁ cetanaś cetanānām). Luego, Le designan además como īśvara, el controlador. Las entidades vivientes y los semidioses como Candra y Sūrya también son hasta cierto punto īśvaras, pero ninguno de ellos es el īśvara supremo, el controlador máximo. Kṛṣṇa es el parameśvara, la Superalma. Él Se encuentra tanto dentro como fuera. Aunque Él estaba presente ante Śrīmatī Kuntī como sobrino de ella, también Se encontraba dentro de ella y de todos los demás. En el Bhagavad-gītā (15.15), el Señor dice: «Yo estoy situado en el corazón de todos, y de Mí vienen el recuerdo, el olvido y el conocimiento. Mediante todos los Vedas, es a Mí a quien hay que conocer; Yo soy, en efecto, el compilador del Vedānta y el conocedor de los Vedas». La reina Kuntī afirma que el Señor, aunque está tanto dentro como fuera de todos los seres vivientes, aun así es invisible. El Señor es, por así decirlo, un enigma para el hombre común. La reina Kuntī experimentó personalmente que el Señor Kṛṣṇa estaba presente ante ella, y que, sin embargo, había entrado en el vientre de Uttarā para salvar al embrión del ataque del brahmāstra de Aśvatthāmā. Kuntī misma estaba intrigada acerca de si Śrī Kṛṣṇa está dentro y fuera de todo o está localizado. En verdad, las dos cosas son ciertas, pero Él Se reserva el derecho de exponerse ante personas que no son almas entregadas. Esta cortina restrictiva se denomina la energía māyā del Señor Supremo, y ella controla la limitada visión del alma rebelde. Eso se explica de la siguiente manera.