Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 7.7.1

Texto

śrī-nārada uvāca
evaṁ daitya-sutaiḥ pṛṣṭo
mahā-bhāgavato ’suraḥ
uvāca tān smayamānaḥ
smaran mad-anubhāṣitam

Palabra por palabra

śrī-nāradaḥ uvāca—el gran santo Nārada Muni; evam—así; daitya-sutaiḥ—por los hijos de los demonios; pṛṣṭaḥ—preguntado; mahā-bhāgavataḥ—el excelso devoto del Señor; asuraḥ—nacido en una familia de demonios; uvāca—habló; tān—a ellos (a los hijos de los demonios); smayamānaḥ—sonriendo; smaran—recordando; mat-anubhāṣitam—lo que yo le había hablado.

Traducción

Nārada Muni dijo: Prahlāda Mahārāja, a pesar de haber nacido en una familia de asuras, era el más grande de los devotos. Ante la pregunta de sus compañeros de clase, los hijos de los asuras, recordó las palabras que yo le había dirigido y contestó a sus amigos de la siguiente manera.

Significado

Prahlāda Mahārāja escuchó las palabras de Nārada Muni cuando estaba en el vientre de su madre. Es difícil entender que el feto pudiera escuchar a Nārada, pero se trata de la vida espiritual; ningún condicionante material puede impedir el progreso en la vida espiritual. Eso se denomina ahaituky apratihatā. Los condicionantes materiales nunca pueden impedir la recepción de conocimiento espiritual. Así, Prahlāda Mahārāja, en su más tierna infancia, expuso el conocimiento espiritual a sus compañeros de clase, y ciertamente, aunque todos ellos eran niños, ese conocimiento tuvo su efecto.