Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 7.10.10

Texto

oṁ namo bhagavate tubhyaṁ
puruṣāya mahātmane
haraye ’dbhuta-siṁhāya
brahmaṇe paramātmane

Palabra por palabra

oṁ—¡oh, mi Señor!, ¡oh, Suprema Personalidad de Dios!; namaḥ—yo ofrezco mis respetuosas reverencias;bhagavate—a la Persona Suprema; tubhyam—a Ti; puruṣāya—a la Persona Suprema; mahā-ātmane—al Alma Suprema, la Superalma; haraye—al Señor, que acaba con todas las miserias de los devotos; adbhuta-siṁhāya—a Tu maravillosa forma de león, Nṛsiṁhadeva; brahmaṇe—al Brahman Supremo; parama-ātmane—al Alma Suprema.

Traducción

¡Oh, mi Señor, pleno en seis opulencias!, ¡oh, Persona Suprema!, ¡oh, Alma Suprema, que acabas con todas las miserias!, ¡oh, Persona Suprema, que has adoptado una maravillosa forma de hombre y león!, yo Te ofrezco mis respetuosas reverencias.

Significado

En el verso anterior, Prahlāda Mahārāja ha explicado que el devoto puede alcanzar el plano debhagavattva, de igualdad con la Persona Suprema; esto, sin embargo, no significa que el devoto pierda su posición de sirviente. El sirviente puro del Señor, aunque goza de la misma opulencia que el Señor, debe continuar ofreciéndole respetuosas reverencias con actitud de servicio. Prahlāda Mahārāja estaba apaciguando al Señor, y por lo tanto no se consideraba igual a Él. Ofrecía reverencias respetuosas al Señor, y, según su propia definición, su posición era la de un sirviente.