Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 5.5.29

Texto

jaḍāndha-mūka-badhira-piśāconmādakavad-avadhūta-veṣo ’bhibhāṣyamāṇo ’pi janānāṁ gṛhīta-mauna-vratas tūṣṇīṁ babhūva.

Palabra por palabra

jaḍa—ocioso; andha—ciego; mūka—mudo; badhira—sordo; piśāca—un fantasma; unmādaka—un loco; vat—como;avadhūta-veṣaḥ—con el aspecto de un avadhūta (despreocupado del mundo material); abhibhāṣyamāṇaḥ—así llamado (sordo, mudo y ciego); api—aunque; janānām—por la gente; gṛhīta—aceptó; mauna—de silencio; vrataḥ—el voto; tūṣṇīm babhūva—guardó silencio.

Traducción

Con el aspecto de un avadhūta, es decir, de un gran santo indiferente a las preocupaciones materiales, el Señor Ṛṣabhadeva Se comportó ante la sociedad humana como si estuviera ciego, sordo y mudo, como si fuese una piedra inerte, un fantasma o un loco. Aunque la gente Le insultaba con esas palabras, Él guardaba silencio y no hablaba a nadie.

Significado

La palabra avadhūta se refiere a alguien que no se preocupa de las convenciones sociales, y en particular, del varṇāśrama-dharma. Sin embargo, esa persona puede estar perfectamente absorta en su propio ser interior y estar satisfecha con la Suprema Personalidad de Dios, en quien medita. En otras palabras, avadhūta es aquel que ha superado las reglas y regulaciones del varṇāśrama-dharma. Esa persona ya está fuera del alcance de las garras de māyā, y lleva una vida completamente aparte e independiente.