Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 4.3.3

Texto

iṣṭvā sa vājapeyena
brahmiṣṭhān abhibhūya ca
bṛhaspati-savaṁ nāma
samārebhe kratūttamam

Palabra por palabra

iṣṭvā—tras ejecutar; saḥ—él (Dakṣa); vājapeyena—con un sacrificio vājapeya; brahmiṣṭhān—a Śiva y sus seguidores; abhibhūya—dejando de lado; ca—y; bṛhaspati-savam—el bṛhaspati-sava; nāma—llamado; samārebhe—comenzó; kratu-uttamam—el mejor de los sacrificios.

Traducción

Dakṣa organizó un sacrificio vājapeya, y adquirió una confianza excesiva en el respaldo del Señor Brahmā. Después ejecutó otro gran sacrificio, denominado bṛhaspati-sava.

Significado

En los Vedas se recomienda que, para ejecutar un sacrificio bṛhaspati-sava, antes es necesaria la ejecución del sacrificio denominado vājapeya. Pero Dakṣa, al mismo tiempo que ejecutaba esos sacrificios, dejaba de lado al Señor Śiva, que es un gran devoto del Señor. Las Escrituras védicas reconocen el derecho de los semidioses a participar en los yajñas y a recibir parte de las oblaciones, pero Dakṣa quería excluirles. La finalidad de los sacrificios es propiciar al Señor Viṣṇu, pero en el Señor Viṣṇu se incluyen todos Sus devotos. Tanto Brahmā como el Señor Śiva y los demás semidioses son servidores obedientes del Señor Viṣṇu; por consiguiente, el Señor Viṣṇu nunca está satisfecho sin ellos. Pero Dakṣa, envanecido de su poder, quería privar al Señor Brahmā y al Señor Śiva de la participación en el sacrificio, considerando que basta con satisfacer a Viṣṇu, sin necesidad de satisfacer a Sus seguidores. Pero ese no es el proceso a seguir. Viṣṇu quiere ante todo la satisfacción de Sus seguidores. El Señor Kṛṣṇa dice: mad-bhakta-pū jābhyadhikā: «Adorar a Mis devotos es mejor que adorarme a Mí». De manera similar, en el Śiva Purāṇa se afirma que la mejor modalidad de adoración es ofrecer oblaciones a Viṣṇu, pero que adorar a los devotos de Kṛṣṇa es todavía mejor. Por lo tanto, la determinación de Dakṣa de dejar de lado al Señor Śiva en los sacrificios no era correcta.