Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 4.27.27

Texto

kāla-kanyodita-vaco
niśamya yavaneśvaraḥ
cikīrṣur deva-guhyaṁ sa
sasmitaṁ tām abhāṣata

Palabra por palabra

kāla-kanyā—por la hija del Tiempo; udita—expresadas; vacaḥ—palabras; niśamya—escuchar; yavana-īśvaraḥ—el rey de los yavanas; cikīrṣuḥ—deseoso de cumplir; deva—de la providencia; guhyam—deber confidencial; saḥ—él; sa-smitam—sonriendo; tām—a ella; abhāṣata—se dirigió.

Traducción

Después de escuchar la afirmación de Kālakanyā, la hija del Tiempo, el rey de los yavanas sonrió, mientras imaginaba una forma de cumplir con el deber confidencial que la providencia le tenía asignado. Entonces se dirigió a Kālakanyā con las siguientes palabras.

Significado

En el Caitanya-caritāmṛta (Ādi 5.142), se dice:

ekale īśvara kṛṣṇa, āra saba bhṛtya
yāre yaiche nācāya, se taiche kare nṛtya

El verdadero controlador supremo es la Personalidad de Dios, Kṛṣṇa; todos los demás somos Sus sirvientes. Yavana-rāja, el rey de los yavanas, también era un sirviente de Kṛṣṇa. Por esa razón, quería cumplir el propósito de Kṛṣṇa por intermedio de Kālakanyā. Aunque Kālakanyā significa incapacidad física o vejez, Yavana-rāja quería servir a Kṛṣṇa llevando a Kālakanyā a todas partes. De esa forma, las personas sensatas, al llegar a la vejez, sentirían temor de la muerte. Los necios se ocupan en actividades materiales como si fueran a vivir para siempre, disfrutando de sus progresos materiales; pero, en realidad, el progreso material no existe. Bajo la influencia de la ilusión, la gente piensa que la opulencia material les salvará; sin embargo, aunque la ciencia material ha hecho muchos progresos, los problemas de la sociedad humana, es decir, el nacimiento, la muerte, la vejez y las enfermedades, siguen sin solución. Los necios científicos, no obstante, creen que han progresado en lo material. El ataque de Kālakanyā, la incapacidad física de la vejez, les hace sentir miedo de la muerte, si están lo suficientemente cuerdos. A los locos, la muerte simplemente no les preocupa, ni saben qué ocurrirá después de la muerte. Llevados por la errónea impresión de que no hay vida después de la muerte, actúan como irresponsables durante toda la vida y disfrutan de la complacencia de los sentidos sin ninguna restricción. Para la persona inteligente, la aparición de la vejez es un estímulo hacia la vida espiritual. Por naturaleza, la gente tiene miedo de una muerte inminente. El rey de los yavanas trató de servirse de Kālakanyā con esa finalidad.