Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 3.3.23

Texto

daivādhīneṣu kāmeṣu
daivādhīnaḥ svayaṁ pumān
ko viśrambheta yogena
yogeśvaram anuvrataḥ

Synonyms

daiva — sobrenatural; adhīneṣu — estando controlado; kāmeṣu — en el disfrute de los sentidos; daiva-adhīnaḥ — controlada por fuerza sobrenatural; svayam — ella misma; pumān — entidad viviente; kaḥ — quienquiera; viśrambheta — puede tener fe en; yogena — mediante el servicio devocional; yogeśvaram — el Señor Supremo; anuvrataḥ — sirviendo.

Translation

Toda entidad viviente está controlada por una fuerza sobrenatural, y, así pues, su disfrute de los sentidos se encuentra también bajo el control de esa fuerza sobrenatural. En consecuencia, nadie puede poner su fe en las trascendentales actividades sensorias de Śrī Kṛṣṇa, sino aquel que se ha vuelto un devoto del Señor mediante la ejecución de servicio devocional.

Purport

SIGNIFICADO: Como se afirma en el Bhagavad-gītā, nadie puede entender el nacimiento y actividades trascendentales del Señor. El mismo hecho se corrobora aquí: solo aquel que está iluminado por el servicio devocional del Señor puede entender la diferencia entre las actividades del Señor y las de los demás, que están controlados por la fuerza sobrenatural. El disfrute sensual de todos los animales, hombres y semidioses que se encuentran dentro de los límites del universo material está controlado por la fuerza sobrenatural denominada la prakṛti o daivī-māyā. Nadie es independiente en cuanto a la obtención de disfrute de los sentidos, y, en este mundo material, todos están buscando disfrute de los sentidos. Las personas que se encuentran bajo el control del poder sobrenatural no pueden creer que, en lo que se refiere al disfrute de los sentidos, Śrī Kṛṣṇa no Se encuentra bajo ningún control por encima de Él. No pueden entender que Sus sentidos son trascendentales. En la Brahma-saṁhitā se dice que los sentidos del Señor son omnipotentes, es decir, que con cualquier sentido puede realizar las actividades de los demás sentidos. Aquel que tiene sentidos limitados no puede creer que el Señor pueda comer con Su poder trascendental de oír, y pueda realizar el acto sexual simplemente con mirar. La entidad viviente controlada ni siquiera puede soñar con semejantes actividades de los sentidos en su vida condicionada. Pero, simplemente mediante las actividades de bhakti-yoga, puede entender que el Señor y Sus actividades son siempre trascendentales. Como el Señor dice en el Bhagavad-gītā (18.55): bhaktyā mām abhijānāti yāvān yaś cāsmi tattvataḥ: De no ser devoto puro del Señor, no se puede conocer ni siquiera una fracción de Sus actividades.