Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 10.7.29

Texto

tam antarikṣāt patitaṁ śilāyāṁ
viśīrṇa-sarvāvayavaṁ karālam
puraṁ yathā rudra-śareṇa viddhaṁ
striyo rudatyo dadṛśuḥ sametāḥ

Palabra por palabra

tam—al demonio Tṛṇāvarta; antarikṣāt—del espacio exterior; patitam—caído; śilāyām—sobre una roca; viśīrṇa—separadas, sueltas; sarva-avayavam—todas las partes de su cuerpo; karālam—brazos y piernas muy fuertes; puram—la ciudad de Tripurāsura; yathā—como; rudraśareṇa—por la flecha del Señor Śiva;viddham—herido; striyaḥ—todas las mujeres, las gopīs; rudatyaḥ—aunque lloraban porque Kṛṣṇa Se había separado de ellas; dadṛśuḥ—vieron frente a ellas;sametāḥ—todas juntas.

Traducción

Mientras las gopīs lloraban por Kṛṣṇa, el demonio cayó desde el cielo y se precipitó contra el suelo, como Tripurāsura cuando fue herido por la flecha del Señor Śiva, y fue a dar contra una gran roca, dislocándose todos los miembros.

Significado

En la vida trascendental, los devotos a veces se entregan a la lamentación, pero tan pronto como lo hacen, experimentan las actividades trascendentales del Señor y se sumergen en una gran bienaventuranza trascendental. En realidad, esos devotos siempre gozan de bienaventuranza trascendental, y las desgracias aparentes que puedan sufrir no son más que otro incentivo para esa bienaventuranza.