Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 10.13.20

Texto

svayam ātmātma-govatsān
prativāryātma-vatsapaiḥ
krīḍann ātma-vihāraiś ca
sarvātmā prāviśad vrajam

Palabra por palabra

svayam ātmā—Kṛṣṇa, que es personalmente el Alma Suprema, la Superalma; ātma-go-vatsān—ahora expandido en forma de terneros que también eran Él mismo; prativārya ātma-vatsapaiḥ—nuevamente Él mismo Se manifestó en la forma de los pastorcillos que controlaban y dirigían a los terneros; krīḍan—siendo Él mismo quien lo constituía todo en esos pasatiempos trascendentales; ātma-vihāraiḥ ca—disfrutando de Sí mismo de diversas formas; sarva-ātmā—la Superalma, Kṛṣṇa; prāviśat—entró; vrajam—en Vrajabhūmi, la tierra de Mahārāja Nanda y Yaśodā.

Traducción

Habiéndose expandido para mostrar una apariencia idéntica a la que antes presentaban todos los terneros y pastorcillos, y poniéndose, al mismo tiempo, al frente de ellos, Kṛṣṇa entró en Vrajabhūmi, la tierra de Su padre, Nanda Mahārāja, tal y como solía hacerlo mientras disfrutaba de la compañía de Sus amigos.

Significado

Normalmente, Kṛṣṇa permanecía en el bosque y en los campos de pastoreo cuidando de los terneros y las vacas con Sus amigos los pastorcillos de vacas. Ahora que Brahmā había hecho desaparecer el grupo original, Kṛṣṇa mismo adoptó la forma de cada uno de los miembros del grupo, sin que nadie —ni siquiera Baladeva— lo supiese, y continuó con Sus actividades acostumbradas. A la vez que ordenaba a Sus amigos que hiciesen tal o cual cosa, seguía cuidando de los terneros y entrando en el bosque a buscarlos cuando se perdían, atraídos por hierba fresca. La diferencia estaba en que todos esos terneros y amigos eran Él mismo. Se trataba de la inconcebible potencia de Kṛṣṇa. Tal y como explica Śrīla Jīva Gosvāmī: rādhā kṛṣṇa-praṇaya-vikṛtir hlādinī śaktir asmāt. Rādhā y Kṛṣṇa son lo mismo. Kṛṣṇa Se vuelve Rādhārāṇī al expandir Su potencia de placer. Kṛṣṇa expandió esa misma potencia de placer (ānanda-cinmaya-rasa) cuando Se transformó en todos los terneros y niños y disfrutó de bienaventuranza trascendental en Vrajabhūmi. Todo ello fue obra de la potencia yoga-māyā, y era inconcebible para las personas cubiertas por la potencia de mahā-māyā.