Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 10.10.29

Texto

kṛṣṇa kṛṣṇa mahā-yogiṁs
tvam ādyaḥ puruṣaḥ paraḥ
vyaktāvyaktam idaṁ viśvaṁ
rūpaṁ te brāhmaṇā viduḥ

Palabra por palabra

kṛṣṇa kṛṣṇa—¡oh, Señor Kṛṣṇa!, ¡oh, Señor Kṛṣṇa!; mahā-yogin—¡oh, señor del misticismo!; tvam—Tú, la excelsa personalidad; ādyaḥ—la causa original de todo; puruṣaḥ—la Persona Suprema; paraḥ—más allá de la creación material; vyakta-avyaktam—esta manifestación cósmica material, compuesta de causa y efecto, o de formas densas y sutiles; idam—este; viśvam—el mundo entero;rūpam—forma; te—Tuya; brāhmaṇāḥbrāhmaṇas eruditos; viduḥ—saben.

Traducción

¡Oh, Señor Kṛṣṇa, Señor Kṛṣṇa!, Tu opulencia mística es inconcebible. Tú eres la persona suprema original, la causa de todas las causas inmediatas y remotas, y estás más allá de la creación material. Los brāhmaṇas eruditos [apoyándose en la afirmación védica sarvaṁ khalv idaṁ brahma] saben que Tú lo eres todo, y que la manifestación cósmica, en sus aspectos densos y sutiles, es Tu forma.

Significado

Los dos semidioses, Nalakūvara y Maṇigrīva, que conservaban su memoria, habían podido comprender, por la gracia de Nārada, la supremacía de Kṛṣṇa. Ahora admitían: «El que nosotros debíamos liberarnos por las bendiciones de Nārada Muni, era Tu plan. Tú eres, por lo tanto, el místico supremo. Tú lo conoces todo: pasado, presente y futuro. Tu plan está tan bien concebido que, aunque nosotros permanecíamos aquí en la forma de dos árboles gemelos arjuna, Tú apareciste en la forma de un niño pequeño para liberarnos. Tú así lo dispusiste en forma inconcebible. Tú, que eres la Persona Suprema, puedes hacerlo todo».