Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 1.3.3

Texto

yasyāvayava-saṁsthānaiḥ
kalpito loka-vistaraḥ
tad vai bhagavato rūpaṁ
viśuddhaṁ sattvam ūrjitam

Palabra por palabra

yasya—cuyo; avayava—expansión corporal; saṁsthānaiḥ—situado en; kalpitaḥ—se le imagina; loka—planetas habitados; vistaraḥ—diversos; tat vai—pero eso es; bhagavataḥ—de la Personalidad de Dios; rūpam—forma; viśuddham—puramente; sattvam—existencia; ūrjitam—excelencia.

Traducción

Se cree que todos los sistemas planetarios universales están situados sobre el extenso cuerpo del puruṣa; pero Él no tiene nada que ver con los ingredientes materiales creados. Su cuerpo se halla eternamente en estado de existencia espiritual, por excelencia.

Significado

El concepto de virāṭ-rūpa o viśva-rupa de la Suprema Verdad Absoluta está hecho especialmente para el neófito, quien difícilmente puede pensar en la forma trascendental de la Personalidad de Dios. Para él, una forma significa algo de este mundo material, y, por consiguiente, al principio es necesario un concepto opuesto acerca del Absoluto, para concentrar la mente en la extensión de poder del Señor. Como se dijo anteriormente, el Señor extiende Su potencia en la forma del mahat-tattva, el cual incluye todos los ingredientes materiales. La extensión de poder por parte del Señor y el propio Señor en Su forma personal son uno en un sentido, pero al mismo tiempo el mahat-tattva es diferente del Señor. Por lo tanto, la potencia del Señor y el Señor son, simultáneamente, diferentes e idénticos. El concepto del virāṭ-rūpa, especialmente para el impersonalista, es entonces idéntico a la forma eterna del Señor. Esa forma eterna del Señor existe desde antes de la creación del mahat-tattva, y aquí se hace énfasis en el hecho de que, por excelencia, la forma eterna del Señor es espiritual, o trascendental a las modalidades de la naturaleza material. La propia forma trascendental del Señor se manifiesta mediante Su potencia interna, y la formación de Sus múltiples manifestaciones de encarnaciones tiene siempre la misma calidad trascendental, sin ningún vestigio del mahat-tattva.