Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 1.14.32-33

Texto

tathaivānucarāḥ śaureḥ
śrutadevoddhavādayaḥ
sunanda-nanda-śīrṣaṇyā
ye cānye sātvatarṣabhāḥ
api svasty āsate sarve
rāma-kṛṣṇa-bhujāśrayāḥ
api smaranti kuśalam
asmākaṁ baddha-sauhṛdāḥ

Synonyms

tathā eva — igualmente; anucarāḥ — compañeros constantes; śaureḥ — del Señor Kṛṣṇa tales como; śrutadeva — Śrutadeva; uddhava-ādayaḥ — Uddhava y otros; sunanda — Sunanda; nanda — Nanda; śīrṣaṇyāḥ — otros líderes; ye — todos ellos; ca — y; anye — otros; sātvata — almas liberadas; ṛṣabhāḥ — los mejores hombres; api — si; svasti — yendo bien; āsate — están; sarve — todos ellos; rāma — Balarāma; kṛṣṇa — el Señor Kṛṣṇa; bhuja-āśrayāḥ — bajo la protección de; api — si también; smaranti — recuerdan; kuśalam — bienestar; asmākam — acerca de nosotros; baddha-sauhṛdāḥ — vinculados por una amistad eterna.

Translation

Además, Śrutadeva, Uddhava y otros, Nanda, Sunanda y otros líderes de almas liberadas que son compañeros constantes del Señor, están protegidos por el Señor Balarāma y Kṛṣṇa. ¿Les está yendo bien a todos ellos en sus respectivas funciones? ¿Se recuerdan de nuestro bienestar ellos, a quienes la amistad los une eternamente a nosotros?

Purport

SIGNIFICADO: Los compañeros constantes del Señor Kṛṣṇa, tales como Uddhava, son todos almas liberadas, y ellos descendieron a este mundo material junto con el Señor Kṛṣṇa para cumplir la misión del Señor. Los Pāṇḍavas también son almas liberadas que descendieron junto con el Señor Kṛṣṇa para servirlo en esta Tierra en Sus pasatiempos trascendentales. Como se afirma en el Bhagavad-gītā (4.8), el Señor y Sus asociados eternos, quienes también son almas liberadas como el Señor, descienden a esta Tierra en ciertos períodos. El Señor los recuerda a todos, pero Sus asociados, aunque son almas liberadas, se olvidan, debido a que son taṭasthā śakti, o potencia marginal del Señor. Esa es la diferencia entre el viṣṇu-tattva y el jīva-tattva. Los jīva-tattvas son partículas infinitesimales de la potencia del Señor y, por consiguiente, requieren de la protección del Señor en todo momento. Y a los servidores eternos del Señor, Él siente el agrado de brindarles plena protección en todo momento. Luego las almas liberadas jamás se creen tan libres como el Señor ni tan poderosas como Él, sino que siempre buscan la protección del Señor en todas las circunstancias, tanto en el mundo material como en el mundo espiritual. Esa dependencia del alma liberada es constitucional, pues las almas liberadas son como chispas de un fuego, las cuales son capaces de exhibir la luminosidad del fuego junto a él, y no independientemente. Independientemente, la luminosidad de las chispas se extingue, aunque la cualidad del fuego, o la incandescencia, esté presente. Aquellos que, por ignorancia espiritual, abandonan la protección del Señor y se vuelven ellos mismos supuestos señores, regresan de nuevo a este mundo material, incluso después de una prolongada tapasya del tipo más severo. Ese es el veredicto de toda la literatura védica.