Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 1.11.11

Texto

madhu-bhoja-daśārhārha-
kukurāndhaka-vṛṣṇibhiḥ
ātma-tulya-balair guptāṁ
nāgair bhogavatīm iva

Palabra por palabra

madhu—Madhu; bhoja—Bhoja; daśārha—Daśārha; arha—Arha; kukura—Kukura; andhaka—Andhaka; vṛṣṇibhiḥ—por los descendientes de Vṛṣṇi; ātma-tulya—como Él mismo; balaiḥ—por la fuerza; guptām—protegido; nāgaiḥ—por los nagas; bhogavatīm—la capital de Nāgaloka; iva—como.

Traducción

Así como a Bhogavatī, la capital de Nāgaloka, la protegen los nāgas, así mismo a Dvārakā la protegían los descendientes de Vṛṣṇi —Bhoja, Madhu, Daśārha, Arha, Kukura, Andhaka, etc.—, que eran todos tan fuertes como el Señor Kṛṣṇa.

Significado

El planeta Nāgaloka se encuentra debajo del planeta Tierra, y se sabe que allí no llegan los rayos del sol. La oscuridad del planeta la disipan, sin embargo, los destellos de las joyas que hay en las cabezas de los nāgas (serpientes celestiales), y se dice que allí hay hermosos jardines, arroyos, etc., para disfrute de los nāgas. De aquí se sobrentiende, además, que el lugar está bien protegido por sus habitantes. Igualmente, la ciudad de Dvārakā también estaba bien protegida por los descendientes de Vṛṣṇi, que eran tan poderosos como el Señor, en términos de la fuerza que manifestó en esta Tierra.