Skip to main content

CC Ādi-līlā 16.44

Texto

prabhu kahe, devera vare tumi — ‘kavi-vara’
aiche devera vare keho haya ‘śrutidhara’

Palabra por palabra

prabhu — el Señor; kahe — respondió; devera — de un poder superior; vare — por la bendición; tumi — usted; kavi-vara — el poeta más elevado; aiche — igualmente; devera — del Señor; vare — por la bendición; keho — alguien; haya — llega a ser; śruti-dhara — alguien que puede recordar inmediatamente.

Traducción

El Señor respondió: «Por la gracia del Señor, uno puede llegar a ser un gran poeta, e igualmente por Su gracia, otro puede llegar a ser un gran śruti-dhara que puede memorizar cualquier cosa inmediatamente».

Significado

A este respecto, śruti-dhara es una palabra muy importante. Śruti significa «audición», y dhara significa «aquel que puede capturar». En tiempos pasados, antes de que comenzase Kali-yuga, casi todos, especialmente los hombres inteligentes, los brāhmaṇas, eran śruti-dharas. En cuanto un estudiante oía cualquiera de las enseñanzas védicas de labios de su maestro, las recordaba para siempre. No era necesario hacer referencias a libros y, por tanto, en aquellos días no se escribían libros. El maestro espiritual entregaba los himnos védicos y daba su explicación a los estudiantes, que los recordarían para siempre sin consultar libro alguno.

Llegar a ser un śruti-dhara, alguien que puede recordar sólo con oír, es un gran logro para un estudiante. En la Bhagavad-gītā (10.41), dice el Señor:

yad yad vibhūtimat sattvaṁśrīmad ūrjitam eva vā
tat tad evāvagaccha tvaṁ
mama tejo-’ṁśa-sambhavam

«Debes saber que todas las creaciones hermosas, gloriosas y poderosas brotan de una sola chispa de Mi esplendor».

En cuanto encontremos algo extraordinario, debemos comprender que esa manifestación extraordinaria es la gracia especial de la Suprema Personalidad de Dios. Por tanto, Śrī Caitanya Mahāprabhu respondió al campeón, Keśava Kāśmīrī, que así como él estaba muy orgulloso de ser uno de los devotos predilectos de madre Sarasvatī, también alguna otra persona, como Caitanya Mahāprabhu mismo, habiendo recibido el favor de la Suprema Personalidad de Dios, podía llegar a ser un śruti-dhara y así memorizar cualquier cosa inmediatamente con sólo oírla.